Mermeladas tradicionales con el 60% de fruta y mermeladas sin azúcar añadido, aptas para diabéticos y personas en general que deseen cuidar su salud y llevar una dieta equilibrada.