Cajas de porexpán aptas para uso alimentario, que protegen de la luz y la temperatura. Cajas herméticas sin desagüe. Distintas medidas. Ideales para para el transporte y envío de productos alimenticios (pescados y mariscos, frutas y hortalizas, embutidos frescos, etc).